Artículo 9 del Código Sanitario

Artículo 9º.- Sin perjuicio de las atribuciones
del Ministerio de Salud y del Instituto de Salud Pública
de Chile, así como de las demás facultades que les
confieren las leyes, corresponde en especial a los
Directores de los Servicios de Salud en sus respectivos
territorios:

a) velar por el cumplimiento de las disposiciones de
este Código y de los reglamentos, resoluciones e
instrucciones que lo complementen, y sancionar a los
infractores;

b) dictar dentro de las atribuciones conferidas por
el presente Código, las órdenes y medidas de carácter
general, local o particular, que fueren necesarias para
su debido cumplimiento;

c) Solicitar al Presidente de la República, a
través del Ministerio de Salud, la dictación de los
reglamentos del presente Código y proponerle las normas
que deben regular las funciones de orden sanitario a
cargo de las Municipalidades;

d) informar al Ministerio de Salud sobre las
materias que éste le requiera;

e) solicitar de las autoridades, instituciones
públicas o privadas o individuos particulares los datos
y cooperación que estime convenientes para el mejor
ejercicio de sus atribuciones. Los datos o cooperación
deben ser proporcionados en el plazo prudencial que el
Director del Servicio señale;

f) Rebajar o eximir, en casos excepcionales y por
motivos fundados, los derechos que deben pagarse por las
actuaciones de los Servicios, fijados por el Arancel
aprobado por el Ministerio de Salud, a determinadas
personas naturales o jurídicas que ejecuten actividades
de asistencia social, docencia o investigación
científica. Las mismas facultades serán ejercidas por el
Director del Instituto de Salud Pública de Chile, que
podrá aplicarlas especialmente respecto de los controles
relativos a medicamentos para necesidades personales de
enfermos o de donaciones en casos de emergencias o
catástrofes, y

g) delegar las facultades que les concede el presente
Código.