Artículo 91 del Código Penal

Art. 91. Los que después de haber sido condenados
por sentencia ejecutoriada cometieren algún crimen o
simple delito durante el tiempo de su condena, bien sea
mientras la cumplen o después de haberla quebrantado,
sufrirán la pena que la ley señala al nuevo crimen o
simple delito que cometieren, debiendo cumplir esta
condena y la primitiva por el orden que el tribunal
prefije en la sentencia, de conformidad con las reglas
prescritas, en el artículo 74 para el caso de imponerse
varias penas al mismo delincuente.

Cuando en el caso de este artículo el nuevo crimen
debiere penarse con presidio o reclusión perpetuos y
el delincuente se hallare cumpliendo alguna de estas
penas, podrá imponérsele la de presidio perpetuo
calificado. Si el nuevo crimen o simple delito tuviere
señalada una pena menor, se agravará la pena perpetua
con una o más de las penas accesorias indicadas, a
arbitrio del tribunal, que podrán imponerse hasta por
el máximo del tiempo que permite el artículo 25.

En el caso de que el nuevo crimen deba penarse con
relegación perpetua y el delincuente se halle cumpliendo
la misma pena, se le impondrá la de presidio mayor en su
grado medio, dándose por terminada la de relegación.

Cuando la pena que mereciere el nuevo crimen o
simple delito fuere otra menor, se observará lo
prescrito en el acápite primero del presente artículo.