Artículo 66 del Código Penal

Art. 66. Si la ley señala una pena compuesta de dos
indivisibles y no acompañan al hecho circunstancias
atenuantes ni agravantes, puede el tribunal imponerla en
cualquiera de sus grados.

Cuando sólo concurre alguna circunstancia atenuante,
debe aplicarla en su grado mínimo, y si habiendo una
circunstancia agravante, no concurre ninguna atenuante,
la impondrá en su grado máximo.

Siendo dos o más las circunstancias atenuantes sin
que concurra ninguna agravante, podrá imponer la pena
inferior en uno o dos grados al mínimo de los señalados
por la ley, según sea el número y entidad de dichas
circunstancias.

Si concurrieren circunstancias atenuantes y
agravantes, las compensará racionalmente el tribunal
para la aplicación de la pena, graduando el valor de
unas y otras.