Artículo 370 bis del Código Penal

Art. 370 bis. El que fuere condenado por alguno de
los delitos a que se refieren los dos párrafos anteriores
cometido en la persona de un menor del que sea pariente,
quedará privado de la patria potestad si la tuviere o
inhabilitado para obtenerla si no la tuviere y, además,
de todos los derechos que por el ministerio de la ley
se le confirieren respecto de la persona y bienes del
ofendido, de sus ascendientes y descendientes. El juez
así lo declarará en la sentencia, decretará la
emancipación del menor si correspondiere, y ordenará
dejar constancia de ello mediante subinscripción
practicada al margen de la inscripción de nacimiento del
menor. Además, si el condenado es una de las
personas llamadas por ley a dar su autorización para que
la víctima salga del país, se prescindirá en lo
sucesivo de aquélla.

El pariente condenado conservará, en cambio, todas
las obligaciones legales cuyo cumplimiento vaya en
beneficio de la víctima o de sus descendientes.