Artículo 27 del Código Penal

Art. 27. Las penas de presidio, reclusión o
relegación perpetuos, llevan consigo la de
inhabilitación absoluta para cargos y oficios
públicos y derechos políticos por el tiempo de
la vida de los penados y la de sujeción a la
vigilancia de la autoridad por el máximum que
establece este Código.