Artículo 242 del Código Penal

Art. 242. El eclesiástico o empleado público que
substraiga o destruya documentos o papeles que le
estuvieren confiados por razón de su cargo, será
castigado:

1° Con las penas de reclusión menor en su grado
máximo y multa de veintiuna a veinticinco unidades
tributarias mensuales, siempre que del hecho resulte
grave daño de la causa pública o de tercero.

2° Con reclusión menor en sus grados mínimo a medio
y multa de once a veinte unidades tributarias mensuales,
cuando no concurrieren las circunstancias expresadas
en el número anterior.