Artículo 241 bis del Código Penal

Art. 241. bis. El empleado público que durante
el ejercicio de su cargo obtenga un incremento
patrimonial relevante e injustificado, será sancionado
con multa equivalente al monto del incremento
patrimonial indebido y con la pena de inhabilitación
absoluta temporal para el ejercicio de cargos y
oficios públicos en sus grados mínimo a medio.

Lo dispuesto en el inciso precedente no se aplicará
si la conducta que dio origen al incremento patrimonial
indebido constituye por sí misma alguno de los delitos
descritos en el presente Título, caso en el cual se
impondrán las penas asignadas al respectivo delito.

La prueba del enriquecimiento injustificado a
que se refiere este artículo será siempre de cargo
del Ministerio Público.

Si el proceso penal se inicia por denuncia o
querella y el empleado público es absuelto del delito
establecido en este artículo o se dicta en su favor
sobreseimiento definitivo por alguna de las causales
establecidas en las letras a) o b) del artículo 250 del
Código Procesal Penal, tendrá derecho a obtener del
querellante o denunciante la indemnización de los
perjuicios por los daños materiales y morales que haya
sufrido, sin perjuicio de la responsabilidad criminal
de estos últimos por el delito del artículo 211 de
este Código.