Artículo 239 del Código Penal

Art. 239. El empleado público que en las operaciones en
que interviniere por razón de su cargo, defraudare o
consintiere que se defraude al Estado, a las municipalidades o a
los establecimientos públicos de instrucción o de
beneficencia, sea originándoles pérdida o privándoles de un lucro
legítimo, incurrirá en la pena de presidio menor en sus
grados medio a máximo.

En aquellos casos en que el monto de lo defraudado
excediere de cuarenta unidades tributarias mensuales, el juez
podrá aumentar en un grado la pena señalada en el inciso
anterior.

Si la defraudación excediere de cuatrocientas unidades
tributarias mensuales se aplicará la pena de presidio mayor
en su grado mínimo.

En todo caso, se aplicarán las penas de multa del diez al
cincuenta por ciento del perjuicio causado e
inhabilitación absoluta temporal para cargos, empleos u oficios
públicos en sus grados medio a máximo.