Artículo 11 del Código Penal

Art. 11. Son circunstancias atenuantes:

1a. Las expresadas en el artículo anterior, cuando
no concurren todos los requisitos necesarios para eximir
de responsabilidad en sus respectivos casos.

2a. Derogada.

3a. La de haber precedido inmediatamente de parte
del ofendido, provocación o amenaza proporcionada al
delito.

4a. La de haberse ejecutado el hecho en vindicación
próxima de una ofensa grave causada al autor, a su
cónyuge, o su conviviente, a sus parientes legítimos
por consanguinidad o afinidad en toda la línea recta
y en la colateral hasta el segundo grado inclusive,
a sus padres o hijos naturales o ilegítimos
reconocidos.

5a. La de obrar por estímulos tan poderosos que
naturalmente hayan producido arrebato y obcecación.

6a. Si la conducta anterior del delincuente ha sido
irreprochable.

7a. Si ha procurado con celo reparar el mal causado
o impedir sus ulteriores perniciosas consecuencias.

8a. Si pudiendo eludir la acción de la justicia por
medio de la fuga u ocultándose, se ha denunciado y
confesado el delito.

9a. Si se ha colaborado sustancialmente al
esclarecimiento de los hechos.

10a. El haber obrado por celo de la justicia.