Artículo 109 del Código Penal

Art. 109. Será castigado con la pena de presidio
mayor en su grado máximo a presidio perpetuo.

El que facilitare al enemigo la entrada en el
territorio de la República.

El que le entregare ciudades, puertos, plazas,
fortalezas, puestos, almacenes, buques, dineros u otros
objetos pertenecientes al Estado, de reconocida utilidad
para el progreso de la guerra.

El que le suministrare auxilio de hombres, dinero,
víveres, armas, municiones, vestuarios, carros,
caballerías, embarcaciones u otros objetos conocidamente
útiles al enemigo.
El que favoreciere el progreso de las armas enemigas
en el territorio de la República o contra las fuerzas
chilenas de mar y tierra, corrompiendo la fidelidad de
los oficiales, soldados, marineros u otros ciudadanos
hacia el Estado.

El que suministrare al enemigo planos de
fortificaciones, arsenales, puertos o radas.

El que le revelare el secreto de una negociación o
de una expedición.

El que ocultare o hiciere ocultar a los espías o
soldados del enemigo enviados a la descubierta.

El que como práctico dirigiere el ejército o armada
enemigos.

El que diere maliciosamente falso rumbo o falsas
noticias al ejército o armada de la República.

El proveedor que maliciosamente faltare a su deber
con grave daño del ejército o armada.

El que impidiere que las tropas de la República,
reciban auxilio de caudales, armas, municiones de boca o
de guerra, equipos o embarcaciones, o los planos,
instrucciones o noticias convenientes para el mejor
progreso de la guerra.

El que por cualquier medio hubiere incendiado
algunos objetos con intención de favorecer al enemigo.

En los casos de este artículo si el delincuente
fuere funcionario público, agente o comisionado del
Gobierno de la República, que hubiere abusado de la
autoridad, documentos o noticias que tuviere por razón
de su cargo, la pena será la de presidio perpetuo.